Inicio
Historia
Situacion
Tradiciones y Costumbres
Cuentos  Canciones y Dichos
Flora y Fauna
Rutas y Senderismo
Fiestas
Nuestras  Gentes
Fotografias
La  Mina
Lugares  Interesantes
Toponimia
Comarca  de  Gordon
Foro
lexico
Club 4 x 4 El Cristo
Club  4 x 4    El Cristo
   

En 1995 se fundó en Llombera el Club de 4X4 El Cristo.
Como presidente: Ricardo Álvarez Colín,
Vicepresidente: Cipriano García Machín
Secretario ????????
Vocal: José Brocal Coque
Tesorero: ??????????
Socio honorífico Tino Colín

   
COCHES
OCUPANTES

IDENTIFICATIVO EMISORA

Toyota
Fonso y Marisa
Bravo y Gema
Jeep
Wrangler
Jose y Concha
Arcisanas
Land Rover ligero
Suzuki
?, ?
Oso Blanco y Natura
Land Rover 88”la abuela”
?, ?
Bandido y Latas Latas
Nissan Terrano
Severino y Ana
¿ ¿??
Land Rover 88 Super
Jose Maria y Mª Luisa
Atenea ¿??
Land Rover 88 D
?, ?
Collalampa
Jeep
Cipri y Tensi
Pelayo y Motorin

 

      Las características principales de este club fueron: la tenacidad y la ilusión de todos sus componentes; a pesar de la desproporción de equipamiento de vehículos respecto a los demás equipos en ningún momento supuso ningún desánimo para afrontar todas las pruebas con gran entusiasmo.
Cada nueva ruta que se preparaba suponía un gran esfuerzo. Primero había que recorrer cada tramo a pie para inspeccionar el terreno. Todos recordaremos aquellos días en los que provistos de palas, picos y hociles salíamos temprano para acondicionar cada pista hasta dejarlas aptas para pasar un vehículo todo terreno.
     Los recorridos de las pruebas, con los lugares a los que llegar eran previamente planificados y entregados a los participantes con los "RUTOMETROS"

En los inicios el Club El Cristo organizó algunas rutas con el Club Vadeo.

Aquí están recogidas las rutas y todos los momentos divertidos y entrañables con algunas anécdotas.Estos son los testimonios de alguno de sus participantes ....

  <<  La primera fue una ruta nocturna: se salió a las 22 horas del mesón la Fayona por la collá Bustillo a Samés, se bajó a Vegahonda para subir por las escombreras a Collalampa y después Arcisanas, finalizando con unas exquisitas sopas en el mesón.
Al día siguiente se retomó esta prueba haciendo el mismo recorrido que el día anterior, pasando desde Arcisanas hasta Coladilla, bajando por la Mina “el Oro” hasta Orzonaga. Después subimos con vistas a Naredo bordeando el Corollo, bajamos a Remuela, luego ascendimos por el Flechar hacia Tamba para finalizar en El Campo.


    Otra ruta se hizo de tarde saliendo de las piscinas de Pola a la Colla la Muria. Bajamos a Vegahonda, subiendo por la cuesta Llombera hasta la Collá Bustillo, después por Valdejabe hacia la fuente La Canal hasta el alto de La Lomba y bajando hacia La Viña.
Sin duda las pruebas más emocionantes con el Club Vadeo fueron las dos trialeras que se hicieron en el campo con gran expectación.

Aunque quizás el espíritu del Club El Cristo no fuera el meramente competitivo, sin duda donde realmente surgía el verdadero sentimiento de diversión y camaradería eran las rutas que nosotros proponíamos sin previa preparación y cuyo premio era la merienda que compartíamos al finalizar.

Cualquier momento era bueno para descargar dosis de adrenalina Todos recordaremos aquellas tardes subiendo con los coches la pronunciada pendiente de la Escombrera, junto al mesón La Fayona, todo ello acompañado de unas buenas sidras.
Entre las anécdotas destacadas está Marisa “Gema”, que fue la fémina pionera y única en subir la escombrera como se decía antiguamente: “Como las mujeres de antes farfantonas y con cojonazos”. Otro momento de gran emoción fue la subida por los barreros de La Viña por ? con el Toyota, ? con el Ligero y Alberto con el Vitara.

     Si hay una ruta que ninguno de sus componentes ha olvidado es la que hicimos desde Pola hasta Samés donde el esfuerzo para conseguir llegar a la Collá La Muria fue sobrehumano, especialmente si mencionamos que pudiendo haber utilizado el winchi del coche de José para ayudar a remolcar los vehículos nadie recordó que lo teníamos hasta que subió el último coche empujándolos nosotros. Esta anécdota demuestra una vez más que la ilusión que poníamos sobrepasaba al esfuerzo, la risa y los buenos momentos vividos compensaban el cansancio; en esta prueba la colaboración femenina fue crucial; todos recordaremos a ?, Concha, Marisa y Tensi subidas al capó del suzuki de ?, gracias a sus movimientos sincronizados conseguimos subir el coche.

    Divertida anécdota fue el recorrido que hicimos al Monte el Melón, cuando José quedó con el jeep atrapado entre dos rebollas. No teníamos herramientas apropiadas, gracias al utensilio de pesca de Fonso, la pala de José y el cuchillo de Alberto, por fin conseguimos cortar la rebolla y liberarlo.

    Otra preciosa ruta fue la del Valle del Marqués donde disfrutamos de los últimos vestigios de su calzada romana, de sus cuevas y la contemplación de sus anchos valles donde como diversión los coches “fantasmas” que con el truco de “las cortas” avanzaban solos ante el peligro ante la mirada impasible del Pico Correcillas.
En esta ruta nos acompañaba Quique, un especial recuerdo para él por el amor y la cercanía con la que sintió siempre a Llombera.

“Guardaré en la memoria al amigo
Para esto sirve la memoria
Para conservar vivos a los que lo han merecido
El recuerdo de un hombre bueno
Que es al final de todas las cuentas
Lo único que vale la pena haber sido”

RUTA

      Salimos de Tonín al Valle de Ayer donde el colorido de los acebos, el verdor de sus valles, los refugios de piedra con sus pequeños regueros cantarines y sus hayedos son un remanso de paz para el alma, nos dirigimos a Cabañaquinta, subiendo por Casomera por caminos de piedra donde en una curva bastante pronunciada se abrió la puerta del Land Rover de ? con el consiguiente golpe contra el nueiro de tierra quedando con un buen abollón; haciendo uso como siempre de la improvisación y a golpe de martillo conseguimos volver a cerrarla para continuar viaje, subimos al puerto de Vegarada donde nos paró la guardia civil pensando que éramos cazadores furtivos. Gracias a Blas se consiguió aclarar el entuerto.

LAS MEDULAS

       En esta ocasión además de la mágica contemplación de las maravillosas y caprichosas formas que la ingeniería romana consiguió con sus minas de oro también disfrutamos de los pueblos de alrededor con la impresionante admiración de sus centenarios castaños cuyos inmenso troncos transmiten la sabiduría y el respeto que sólo la edad proporciona. Al finalizar la tarde dejamos los coches en el camping y fuimos andando al pueblo más cercano, donde estuvimos divirtiéndonos y cantando en un bar.
La anécdota divertida fue a la vuelta cuando José a sabiendas de la fobia que Fonso tiene a los perros se tumbó en la cuneta del camino y al paso de éste le proporcionó un buen susto; al que todavía le quedaba la penosa tarea de intentar acostarse en la tienda por primera vez en su vida (y última).

LOS ANCARES

       En esta ruta además de los maravillosos paisajes y pintorescos pueblos todos recordarán las singulares pallozas que hacen que rememoremos otros tiempos. Fonso, Marisa, José, Concha, Quique, Celia, ? , ? , Maxi, Mari Gel y los niños. Todos ellos pernoctaron en un albergue en el que estando los adultos de tertulia después de la cena ésta fue interrumpida por los alaridos de Yeray a la que habían dejado durmiendo con los demás infantes en las habitaciones superiores encerrados bajo siete llaves, saliendo los padres con gran espanto escaleras arriba (estas de madera) con el consabido crujir de sus escalones en auxilio de sus herederos.

ARCISANAS

     Este recorrido lo iniciaron Fonso y Marisa junto con unos primos de Marisa.
Salieron de Llombera por Arcisanas hacia Coladilla pero a mitad de camino había una zanja, el coche lo conducía Paco, el primo de Marisa y ante las nefastas indicaciones de Marisa y Fonso, que si izquierda, que si derecha… al final cayó en la zanja.
Para sacar el coche cambiaron de conductor, se pone al volante Fonso, mientras más aceleraba más se hundía el coche llegando hasta el punto de no poder abrir la puerta del conductor. Marisa y los primos bajaron dos kilómetros andando hasta Coladilla para llamar por teléfono pidiendo ayuda al resto del club que los estaban esperando en la cochera de Soli para cenar; la noche avanzaba mientras Fonso permanecía atrapado sólo ante el peligro y la ”incontinencia”, mientras su apenada esposa controlaba la lucha interior entre la risa y el respeto a su esposo ante la consabida y urgente necesidad de micción de éste.
Por fin Alicia dio aviso a la “patrulla de rescate” y todos provistos de herramientas salieron raudos y veloces a rescatarlos liberando especialmente a Fonso de su agonía.

FONTANOS

     Era la fiesta del pueblo de Fontanos. Al llegar, en un corral tenían un pollo encerrado que la comisión de fiestas reservaba para un concurso.
       José, en broma comenzó a idear la forma de robar el pollo, sin ser vistos claro está, induciendo a los demás que estaban entusiasmados con el plan; pero todas estas maquinaciones estaban siendo escuchadas por alguien del pueblo, a su vez dueño del corral donde estaba el pollo. Para sorpresa de todos y como anécdota divertida diremos que él también estaba entusiasmado con la idea. Gracias a la cordura de Severino que impidió el acto delictivo de José, Blas, ? y Chopi.
      Decidieron regresar a Llombera por el monte, por una pista que decían conocer, pero como suele decirse de noche todos los gatos son pardos y cuando se dieron cuenta estaban en medio de la mata campo a través; ? que llevaba el Land Rover “la abuela” avanzaba pasando por encima de las altas escobas y las matas.
       Jose (el madrileño) que iba con él un tanto asustado decían con cierto nerviosismo: “Carlitos, Carlitos, cuidado con el arbolito que nos lo tragamos”. Después de mucho tiempo consiguieron salir al camino desde donde se divisaban las luces de un pueblo. Con gran alegría para Jose “el madrileño” que totalmente desorientado dijo: Para Carlitos, que hay un pueblo en fiestas, sin percatarse que de nuevo estaban en Fontanos.

SAN EMILIANO

        Salimos de San Emiliano por camino de tierra hacia el puerto Pino, descansamos a la orilla de un hermoso lago. ? y Jose María intentaron cruzarlo pero la profundidad les hizo retroceder.
       Comimos al lado del refugio como anécdota no olvidaremos el especial menú con el que Ester nos agasajó ante la imposibilidad de acompañarnos. Algunas empanadillas tenían sorpresa: “patas de pollo”, durante todo el día ella estuvo presente en nuestra memoria.
          Bajamos al pueblo de Tuiza, luego a Campomanes, subimos por Parana a salir a Pendilla. Se averió el Korando de ? y mientras lo reparaban con cinta adhesiva y ponían líquido de frenos en el de dirección, los demás calmábamos nuestra sed haciendo acopio de los garrafones de limonada que Jose María llevaba en la baca del Land Rover.

      Desde esta página me gustaría una especial mención .
El recuerdo de Jesús Alvárez “Murdo”. El fue pionero en esta hermosa aventura en los comienzos del club.
Hay sentimientos que durarán siempre
Que vivirán siempre a través de nosotros.

          Siempre recordaré la primera vez que participamos en una prueba de 4x4 con el club Vadeo. Era una nocturna, íbamos con el Land Rover “ligero” ?, Murdo como copiloto, Juanjo, Cani y ? . Contaré como anécdota que llevávamos la lona de la parte trasera levantada con la consecuente entrada de polvo haciendo el aire irrespirable. Aquí empezó la pasión por este tipo de deporte.
- y a fraguar la idea del inicio del club El Cristo .........– >>    

 
Webmaster: Belen
Carreteras El  Tiempo